Wiccaning

“Wiccaning” o “bendición” es el término utilizado para describir la celebración que acompaña al nacimiento de un niño. Como la Wicca es nominalmente una religión de fertilidad, el nacimiento de un niño es visto como un regalo de los dioses y un rito sagrado en sí mismo. Una vez que el niño nace y la vida de la familia se ha calmado un poco, los padres y la comunidad celebran el Wiccaning del niño, el acto de presentar el niño a los dioses y a la comunidad, y pidiendo a la Diosa y al Dios y a la comunidad la protección del niño a medida que crezca. No es una conversión del niño en la Wicca. La Wicca es una religión de elección, y mientras los niños pueden ser puestos bajo la protección de los dioses, se les permite elegir su camino religioso, cuando tengan la edad suficiente para tomar esa decisión. El Wiccaning puede tener lugar inmediatamente después del parto o hasta un año o más tarde. No hay un marco de tiempo definido.